Ayer conocí a John Sinclair

Sinclair-y-yo

Fue como meterme un tripi de doble gota, un Panoramix de aquellos. Emocionante y rico a más no poder el encuentro con mister Sinclair, sí señor. Cuando yo le dije que, a diferencia de los años 60, hoy no disponemos de ningún lugar afuera del capitalismo, de ningún sitio al que poder fugarnos para emprender una nueva vida, él me miró a los ojos, le dio una calada al peta que llevaba entre los dedos, y me dijo: «Tú flipas». Y tras sacar el humo de sus pulmones y con un finísimo hilo de voz añadió que ellos tampoco lo tenían entonces, que se lo tuvieron que inventar. «Nadie podía ver las comunas, ni los grupos de psicodelia, ni Haight-Ashbury, antes de que existieran, my friend. Hasta que todo eso sucedió, nosotros también percibíamos el mundo como un círculo cerrado imposible de romper. Y de repente, ya ves, todo patas arriba». Después de decirme esto me pasó el peta y nos tomamos esta foto. Free John Sinclair!