Contra toda posible alianza (Guerra intestina en Cataluña)

75569694_3045624915452725_7238877638914211840_n

Pues parece que el siglo XXI avanza sin sorpresa alguna. Con paso firme y sin desviarse ni un centímetro de su camino pautado, cumple de momento todas y cada una de sus profecías. Más muros, más fronteras, más formas mortales de seguridad. Desigualdades que no paran de crecer e impulsos separatistas que surgen por todas partes. Ya lo estáis viendo, divisiones internas marcadas por el egoísmo y la codicia llegan ahora decididas a terminar con toda posibilidad de alianza. Mucho me temo que las guerras que vienen van a ser incluso más asimétricas que las acontecidas en el siglo XX. Y más confusas también. Si se cumple el guión establecido (y nada parece indicar que no vaya a ser así) nuestro futuro más inmediato será una continua exposición a la violencia; una constante amenaza existencial. ¿Y la política? Pues mucho me temo que la política está destinada a convertirse en poco más que una interminable lucha callejera, una lucha sucia en la que la razón poco importará y los hechos menos aún. El mundo se nos viene encima, chavales, y las banderas no hacen más que dificultarnos el avistamiento del lugar donde aún se esconde la vida.