El orden simbólico del coño

Captura de pantalla 2020-03-03 a las 17.26.21

El otro día proyectamos en clase el Almuerzo en la hierba de Manet, y mis alumnxs y yo contemplamos juntos por enésima vez este archiconocido ejemplo de revolución simbólica. Yo aproveché la ocasión para contarles eso que decía Bourdieu de que una revolución simbólica primero subvierte las estructuras cognitivas y, después, esas nuevas estructuras se generalizan hasta hacerse imperceptibles. Que es más o menos como decir que cuanto más triunfa una revolución simbólica más invisible se vuelve, y que por lo tanto el mayor triunfo de una revolución simbólica ha sido y será siempre su plena integración en las estructuras sociales sobre las que actúa.

Cuando terminé de hablar, cambiamos de imagen en la pantalla y proyectamos El origen del mundo de Courbet. Si la teoría de Bourdieu es cierta, este cuadro, por muy pornográfico que sea, no llegó nunca a ser plenamente una revolución simbólica. Por mucho revuelo que pudiera causar en su día y por mucho tiempo que haya pasado desde entonces, hay algo en él que no termina de integrarse del todo en las estructuras sociales. La pintura de Manet la encontramos hoy impresa en las cajas de galletas del Mercadona, pero me cuesta imaginar eso mismo con el cuadro de Courbet: «Cómetelas, están buenísimas». No, definitivamente, hay algo en esta imagen que resiste a su integración social.

¿Qué tiene este coño que no permite concluir el ciclo natural de toda revolución simbólica? ¿Es algo que le sucede a él en particular o es cosa de todos los coños en general? ¿Es por esto mismo por lo que no se pueden subir fotos de coños ni de pezones femeninos en Facebook? Para mí, los órdenes simbólicos son un sistema de síes y noes (de lo que se puede hacer y de lo que no) del que depende la unidad social a la que pertenecen. No creo que haya ningún sistema social que se sostenga sin un orden simbólico que lo valide. Existe siempre un acuerdo implícito entre las estructuras cognitivas y las estructuras sociales. De hecho, creo que este acuerdo es la esencia misma sobre la que se sustenta la propia experiencia del mundo social. Por eso me pregunto qué pasaría si dejásemos de validar el orden simbólico que representa este cuadro, ¿qué sistema social se caería si dejásemos de sostener el orden simbólico de este coño?