El eterno refugio

DOLMEN

De las muchas enseñanzas que he recibido en estos 47 años que hoy cumplo vivo, tres destacan por encima de todas. La primera es que todos estamos enchufados a una misma toma de corriente, y que más allá de la imagen del mundo exterior, esa que constituye nuestra realidad, se esconde otra realidad cuya verdadera esencia sigue siendo un secreto. La segunda es que la imaginación es el único lugar del mundo donde se puede habitar. Y la tercera, que aunque muchas veces no consigas lo que quieres, siempre, siempre, consigues lo que se necesitas. Sobre estos tres pilares construiré ahora un espacio como el que aparece en la fotografía, un refugio de esos que al principio parecen frágiles pero terminan siendo eternos.
Muchas gracias por vuestras felicitaciones