Lo que enseña la niebla

pilarniebla

Me enseñaron a no ver nada en lo que vive, me dijeron que sólo las instituciones son capaces de organizar lo social. Sin embargo, la niebla de hoy en Zaragoza me dice lo contrario. Su espeso manto cubre por completo el ayuntamiento, los juzgados y todos los demás edificios de organización social, y al hacerlo la vida sale a mi encuentro revelándome toda su potencia espontánea. Así, casi sin ver nada, es cuando comprendo que organizar la vida, nuestras vidas, consiste más que nada en incrementar pacientemente esta potencia, evitando que quede atrapada tras los fríos muros de una institución. La niebla enseña siempre más de lo que oculta.