Macron, Le Pen, partes de una misma cosa

macron le pen posters

Es verdad, Macron y Le Pen no son lo mismo. Son, simplemente, partes de la misma cosa. Uno está por continuar con la avanzadilla neoliberal que nos ha traído hasta aquí; la otra, aboga por un giro nacionalista: vuelta a las colonias, más Francia, más racismo. Si eres de los que piensa que todo lo social queda incluido en la política de la representación debes estar ahora mismo hecho polvo, sintiendo que no hay salida. Si por el contrario eres de las que piensan que cada vez más actividad huye de la política, serás capaz de relativizar las noticias de la tele. Frente a la homogeneidad y el encuadramiento social instituidos por la política y la economía, asistimos hoy también al descrédito y la retirada de afecto de ese orden. Son dos modos distintos de interpretar la realidad social. El primero es fuerte, autoritario, lo acapara casi todo, tanto que llegamos a confundirlo con la realidad misma. Pero no lo es. Hay vida más allá de la política, más allá del orden de la realidad instituida. De hecho, es sólo ahí, en el vasto e indeterminado espacio que es el no ser de la política, donde la hay. Habitar este desierto, arrancar el Demos del Kratos, es el desafío mayor de nuestros días. Mucho más que seguir confiando en la democracia como garante de nuestras vidas.