Nuit Debout: un pequeño encuentro en la dispersión

12472441_1287604531254781_5167711356931793164_n

Lo de París todavía no está organizado, todavía no es parte del Estado ni de ninguna otra institución. Lo de París –y lo de otras ciudades de Francia– es a día de hoy un encuentro en la dispersión, un pequeño vínculo allí donde parecen imposibles los vínculos, en pleno epicentro de la tormenta capitalista.

En contra de lo que pudiera parecer a primera vista, la falta de organización no responde a ninguna debilidad, al revés, es precisamente lo que evita recibir el golpe que nos vuelve a separar. Si hay algo a lo que se parece lo de París es a una constelación, miles de estrellas solitarias hechas firmamento. Las personas reunidas hoy en la Plaza de la República son las mismas que estuvieron en Sol, en Gezi y en Zuccotti Park, personas solas unidas por un rasgo en común: querer dejar de estar solas. Ahí, en esta composición sin estructura, es donde radica toda su fuerza, de ahí nace el impulso para su posible expansión. 

«Sueño general» dice la pancarta luminosa, y efectivamente algo así es: la ocupación colectiva del sueño de cualquiera.