Quedar con mis amigos

Captura de pantalla 2021-11-08 a las 19.07.34

Estos días, charlando con los amigos, percibo una apertura en su manera de hablar, una pequeña rendija en la superficie de sus palabras. No sé qué es exactamente, parece como si la realidad se estuviese volviendo algo más permeable a nivel psíquico, algo más onírica. Compartir con ellos una charla en un bar se parece cada vez más a ese estado de sueño en el que, nada más entrar, olvidamos de golpe quiénes somos.

¿Es esta sensación el anuncio de un cambio más profundo en la conciencia colectiva?, ¿estamos empezando a dejar ir nuestros miedos y atreviéndonos a considerar esta vida como la grandísima ilusión que es en realidad?, ¿o son acaso sus palabras el presagio de la inminente llegada de una cosa sin mente y sin nombre aún, atraída exclusivamente por el calor de la gente? Demasiadas dudas y una única manera de resolverlas: quedar más con mis amigos.