Kalidoscopi 21: ¿Cómo generar prácticas de activismo social y cultural desde los cuidados?

Pasé la mañana del sábado sentado alrededor de una mesa junto a un montón de gente sosteniendo una única pregunta: ¿Cómo generar prácticas de activismo social y cultural desde los cuidados? El evento en sí llevaba por nombre Kalidoscopi y me habían invitado a participar en él las organizadoras, la gente de Experimentem amb l’Art, un colectivo de personas entregadas de lleno a la educación artística y la creación contemporánea desde unos parámetros poco habituales (y por ende muy interesantes). Las otras dos invitadas fueron Myriam Gonzalez de ACEP, que acompañó la mesa de las prácticas educativas en instituciones culturales, y Judit Font que se sentó en la mesa de acción ciudadana.

En un principio, mi mesa trataba de abordar la cuestión de las prácticas artísticas y su relación con la transformación social, pero lo que allí vivimos superó con creces este planteamiento inicial. Desde el mismo momento en que tomamos asiento la mesa se transformó en ejemplo viviente de la capacidad transformadora del arte. Bastaron apenas unos minutos de sincera conversación para dejar bien claro que el arte, en todas sus formas, es la única actividad desarrollada por los humanos capaz de arrebatar la mente discursiva y llevarla a un nivel de realidad más abierto y expansivo que el que habitamos normalmente.

Conforme avanzaba la mañana, las aportaciones de Sonia, Romina, Angels, Laura, Paula, Antonia y David fueron dejando claro que, por más secuestrado y limitado que se encuentre hoy el arte, sigue siendo lo único de lo que disponemos para acceder a la psique colectiva en sus mismos términos. Y eso no es ninguna tontería, pues sólo desde ese terreno común y sumamente íntimo es desde donde podemos orientarnos –de forma individual y colectiva– hacia modos alternativos de ser. O dicho de otro modo, el arte es lo único con lo que contamos para dar con una nueva forma de habitar este mundo.

Os agradezco mucho la invitación, Experimentem amb l’ART, y gracias también a todas las asistentes por sus aportaciones tan sinceras y afectadas. La verdad es que toda la jornada fue de lo más reveladora. Regresé a casa con la impresión de que el arte nos conecta con un nivel de conciencia muy profundo, aquel en el que las cosas dejan por fin de estar ligadas al sentido de identidad.
¡Tenemos que repetir pronto!

#Artivisme #CulturaiEducació #artieducació
#experimentemamblart #KALIDOSCOPI